Cabalgando al Tigre

Miércoles, 20 diciembre, 2006

La palabra como testimonio de carencia

Filed under: Pensadores de interés — by Aspirante a domador @ 9:43 am

androgino.jpgAquí os dejo una interesante reflexión, sacada de El mito del andrógino (de Jean Libis, Ed. Siruela, 2001, trad. de M. Tabuyo y A. López. Pág. 249), sobre la palabra como testimonio de la fractura ontológica que supone la diferenciación sexual para el ser humano. Es la dolorosa consciencia del yo y lo otro la que le impele a tratar unirse a aquello que, paradójicamente, siente una parte de él: la alteridad. Esa necesidad de tenerlo todo, de serlo todo, de, en definitiva conocerlo todo, hace brotar el lenguaje como puente que trata de aliviar la intolerable separación de sí mismo a la que el hombre se ve exiliado. Las notas son del autor. Termino el hilo con un breve cuento (Gracias, Carlos) que, a mi juicio, pone de relieve, mediante una aparente paradoja, la esencialidad de la raíz, de la Causa, situada no sólo al Principio, sino además en un plano superior, mostrando la imposibilidad de llegar a ella por la simple acumulación (de lo que fuere), es decir, a través de la cantidad. Espero que os resulte tan sugerente como a mí.

———————————————————————————————–

“La palabra -sea la del mito o la de la literatura- viene a alojarse en este «espacio» paradójico donde el hombre aprende que no es por completo de este mundo, que entre su ser y el ser del mundo no hay realmente armonía preestablecida. La palabra -cuando no se diluye en palabrería y diversión- da testimonio de una carencia; es síntoma de una deficiencia que afecta perpetuamente al ser del hombre, de una inconsistencia de ser. La palabra es también huida hacia delante, intento siempre reiterado de colmar la escotadura existencial en una ósmosis imposible, puesto que el mundo y la palabra no son de igual naturaleza. ¿Quién pondría en duda que el mito, el mito en general, es un discurso triste? Y con él esta mitología, curiosamente abierta sobre ese mismo desfase, que llamamos «literatura»1.”

“Pero si el mito del andrógino es por excelencia el mito de la unidad perdida, o, en otras palabras, el testimonio no mítico de la imposible armonía, entonces es en él, a través de las nostalgias ilusorias y los deseos aporéticos que nos atan a él, como surge la palabra. Como dice Jérôme Peignot en un texto cargado de sentido: «Así, nada como el concepto del Andrógino puede explicar por qué hablamos. Como si no fuera evidente que la palabra es el signo de una herida. De una herida o de una caída, consecutiva a la separación de ese otro nosotros sin el cual no somos en el pleno sentido de la palabra. Si apenas podemos imaginar el universo del Andrógino de otra manera que silencioso, es porque sentimos que el silencio mantiene al Andrógino en su perfección. El silencio dice lo esencial, lo articula. No hay palabra que valga un silencio sostenido por la intensidad de una existencia auténtica»2

1Suscribimos gustosamente la afirmación de G. Bataille: «La literatura es lo esencial, o no es nada. El Mal, una forma aguda del Mal del que la literatura es expresión, tiene para nosotros, así lo creo, el valor soberano», en La littérature et le mal, Gallimard, París 1957, pág. 8 [La literatura y el mal, trad. de J. Vila Selma, Taurus, Madrid 1959, 1981]

2J. Peignot, Les jeux de l’amour et du langage, cit., pág. 22.

——————————————————————————

“¿Cómo es posible -le preguntaron un día a Rabí Levi Yitshaq-; cómo es posible que en el Talmud de Babilonia falte la primera hoja a cada tratado, y que todos comiencen por la segunda página?
El hombre que estudia -respondió el Rabí- no debe jamás perder de vista que, cualquiera que sea el número de páginas que haya leído y meditado, aún no ha llegado a la primera”.

(M. Buber, Cuentos jasídicos)

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: