Cabalgando al Tigre

Martes, 6 febrero, 2007

Mito y realidad: dos órdenes no miscibles

Filed under: Textos recomendados — by Aspirante a domador @ 1:32 pm

oil.jpg

Termino la sucesión de citas extraídas de El mito del andrógino (de Jean Libis, Ed. Siruela, 2001, trad. de M. Tabuyo y A. López), con estas reflexiones más o menos dispersas por el texto y que, a mi juicio, proponen un interesante tema de reflexión: la imposibilidad radical de traer a la realidad empírica los mitos, cuyo lenguaje es el del alma. Y aún diría más: en la medida en que el mito toma forma sensible, mueve al desencanto e incluso al rechazo; baste imaginar la distancia que inevitablemente se establece entre el andrógino y su plasmación sensible más aproximada, el hermafrodita. En las dos últimas citas queda clara la opinión del autor en cuanto a la imposibilidad que ofrece el sexo para “realizar” la unidad andrógina; estando básicamente de acuerdo con él, sin embargo la capacidad de evocación de aquél a este respecto es tal que, en mi opinión, constituye una de esas aporías radicales que parecen emerger en cuanto se empieza a profundizar en los aspectos más centrales de ser humano. Al menos a mí, me deja perplejo y sumido en la confusión, cosa a la que, por otro lado, estoy tan acostumbrado que ya casi ni duele. En definitiva, ¿qué es una raya para un tigre?

———————————————

 

“La toma de conciencia de que el objeto de un discurso mítico surge a veces, aunque sea de forma aberrante, en el campo de la realidad empírica, no es un tema menor de asombro. La historia, o más bien la prehistoria de la tierra, ha conocido sus diluvios y sus apocalipsis que no pertenecen ya enteramente al orden del discurso. Sin embargo, es importante subrayar que el objeto «mítico» y el objeto «natural» no pertenecen en absoluto al mismo plano. Uno incumbe al «lenguaje» del inconsciente y, como tal, es efigie del deseo; el otro surge en la opacidad brutal de una empiria que el discurso razonable se esfuerza en suavizar. Que haya analogía -no sin distorsión- entre uno y otro es más bien una coincidencia. Por regla general, el acontecimiento real no nos instruye sobre el discurso mítico y, a la inversa, éste no tiene valor informativo en cuanto a la esencia de la realidad.” (Pág. 161)

[Una anotación: estoy de acuerdo con la apreciación de Libis siempre que al usar la palabra “realidad” al final de esta cita lo haga en su sentido más “material”, es decir que haga referencia a la realidad sensible; de otro modo, el aserto manifestaría una total ruptura entre el mito y la esencia profunda de las cosas, cuando el primero, a mi entender, es una imagen de la segunda.]

 

“Pertenece a la esencia del mito no poder soportar el contacto con la prosa del mundo. Por eso el mito, cuando de alguna manera se encarna, es desposeído y anatematizado. ¿Y qué sucedería, por otra parte, si el hombre tomara sus mitos al pie de la letra, si se le ocurriera «realizarlos»? Tenemos todo el derecho a suponer que no soportaría el desencantamiento que de ello seguiría. Se marchitaría entonces su instinto de vida y sufriría quizás una especie de manía suicida colectiva, como esos indios yayuro de los que nos habla Mircea Eliade, que, por la nostalgia del retorno a la Tierra Madre, habían renunciado a la lucha por la vida1.” (Pág. 200)

 

“Pero aunque llegue a realizarse el encuentro decisivo y parezca producirse para los amantes la gran restauración de la unidad [androgínica] perdida, el tiempo sin embargo seguirá haciendo pesar su amenaza, pues, volviendo la espalda a los mitos, moldea a los dos amantes según ritmos y duraciones sutilmente diferentes; y dado que el andrógino jamás se reconstruye realmente en una existencia sometida al devenir, las disimetrías y las fisuras amenazan el edificio de la pasión.” (Pág. 212)

 

“Parece así que la unión sexual no proporciona más que la aproximación o el indicio de aquello a lo que efectivamente aspira, a saber, la reconstrucción andrógina.” (Pág. 215)

—————————————————

1Cf. M. Eliade, Mythes, rêves et mystères, Gallimard, París 1967. Cit. pág. 201.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: