Cabalgando al Tigre

Martes, 2 junio, 2009

La pasión de la mente Occidental (V): psicoanálisis y fracaso de la Ilustración

Filed under: Textos recomendados — by Aspirante a domador @ 8:06 pm
Tags: , , , ,

Psikeba_Adolfo_V_RoccaA continuación os dejo este breve fragmente de La pasión… en el que Tarnas explica cómo Freud acaba con el ideal de la Ilustración, con su optimismo y confianza absoluta en la razón. Un paso más hacia la modernidad.

—————————-

Por un lado, el psicoanáli­sis hacía las veces de epifanía de la mentalidad de comienzos del siglo XX, ya que sacaba a la luz las profundidades arqueo­lógicas de la psique, desvelaba la inteligibilidad de los sueños, las fantasías y los síntomas psicológicos, iluminaba la etiolo­gía sexual de la neurosis, demostraba la importancia de la experiencia infantil en el condicionamiento de la vida adulta, descubría el complejo de Edipo, ponía de manifiesto la perti­nencia psicológica de la mitología y el simbolismo, reconocía los componentes psíquicos estructurales del yo, el superyó y el ello, revelaba los mecanismos de resistencia, represión y pro­yección y proponía otras intuiciones que abrían el secreto de la naturaleza de la mente y su dinámica interna. Por eso Freud constituyó una brillante culminación del proyecto de la Ilus­tración, que dejaba incluso el inconsciente humano bajo la luz de la investigación racional.

Sin embargo, por otro lado, con su revelación de que por debajo del psiquismo racional, y más allá de él, había un depó­sito abrumadoramente poderoso de fuerzas no racionales que no estaban dispuestas a someterse al análisis racional ni a la manipulación consciente, y en comparación con las cuales el yo consciente era un epifenómeno de notable delicadeza y fra­gilidad, Freud socavó de un modo radical el proyecto entero de la Ilustración. De ahí que Freud impulsara más aún el pro­ceso moderno de desalojar al hombre de la posición cósmica de privilegio que su moderna imagen racional de sí mismo había conservado de la cosmovisión cristiana. El hombre ya no podía dudar de que su mente estaba sometida, al igual que su cuerpo, a la decisiva influencia de poderosos instintos bio­lógicos (amorales, agresivos, eróticos, «perversos polimor­fos») y de que ante ellos las orgullosas virtudes humanas de racionalidad, conciencia moral y sentimiento religioso se po­dían entender como simples formaciones reactivas y meras ilusiones del concepto civilizado del yo. Dada la existencia de tales determinantes inconscientes, bien podía ocurrir que el sentimiento de libertad personal fuera espurio. El individuo psicológicamente avisado sabía ahora que, al igual que todos los integrantes de la civilización moderna, estaba condenado a la división interior, la represión, la neurosis y la alienación.

Con Freud, la lucha darwiniana con la naturaleza adquirió nuevas dimensiones, pues el hombre se veía obligado a vivir en eterna lucha con su propia naturaleza. No sólo se presen­taba a Dios como una primitiva proyección infantil, sino que se destronaba también al yo humano consciente, con su pre­ciada virtud de razón humana -el último bastión que lo dis­tinguía de la naturaleza-, al no reconocérsele otra dimensión que la de precario y reciente desarrollo a partir del ello pri­mordial. La verdadera fuente de motivaciones humanas era la caldera hirviente de impulsos irracionales y bestiales, y los acontecimientos de la historia contemporánea comenzaban a constituir una triste confirmación de esa tesis. No sólo se cues­tionaba la divinidad del hombre, sino también su humanidad misma. A medida que la mentalidad científica emancipaba al hombre de sus ilusiones, éste, despojado de sus antiguas dig­nidades, desenmascarado como criatura de base instintiva, resultaba cada vez más absorbido por la naturaleza. (Págs. 412-414)

Anuncios

1 comentario »

  1. Prisca Sapiencia, la memoria perdida de la humanidad.

    Yo, al igual que a muchos que pasan por estas paginas, hemos soñado con escribir un libro, un libro que lleve nuestros pensamientos a todo el mundo. Fue así como me nació la idea de escribir un libro que impregnara todos mis pensamientos referentes a el como veo yo el mundo, pero no cualquier mundo, sino que el mundo tal como lo creo Dios. Desde mi infancia todo lo he visto diferente, todas las cosas no eran como las veía el común de la gente. Desde mi niñez me resistí a ver las cosas como lo veían los demás, me resistía a que la sociedad me impusiera su forma de ver las cosas simples y mundanas, más aun las cosas importantes para mí como la creación de Dios.

    Hace más de 25 años me propuse escribir en un libro mi forma de ver el mundo. Se me ocurrió la gran idea de escribir una novela de ciencia ficción en donde relataba la historia de dos personajes muy especiales. Uno de los personajes era una persona como yo que deseaba conocer la verdad de todo lo creado. El otro personaje también era como yo, pues quería contarle al mundo la verdad sobre la creación de todas las cosas, solo que este personaje no era de este mundo, sino que era un extraterrestre venido de un planeta mucho mas adelantado que el muestro, unos mil años mas adelantado. Tan adelantado que su civilización ya había pasado por todas las cosas que nuestro planeta aun no ha pasado. Por esta misma razón comprendía muy bien nuestra civilización y con toda propiedad podía contarnos lo que nos depara el futuro. Ellos nos han vigilado desde que la vida existe en este planeta, hoy vigilan nuestro comportamiento y nuestro progreso evolutivo, nuestra fe y nuestra evolución científica.

    Fue así como este sabio alienígeno comienza a relatar la verdad sobre la creación del todo, desde la creación del universo y de la creación de la vida en los planetas. La historia del sabio pasa por todas las interrogantes que un ser humano pueda tener, y el sabio las contesta todas. En mi afán por representar a ambos personajes, me era fácil hacer el papel del personaje que representa al hombre de la tierra, no así en mi papel de sabio alienígena, pues tenia que contestar las preguntas con mucha sabiduría y coherencia las preguntas para que el relato fuera lo mas real posible. Fue así como comencé a buscar información sobre todas las cosas, comenzando por la creación del universo, la creación de la vida en la tierra, el nacimiento de nuestra sociedad y su la historia, el nacimiento de la fe y las religiones, las guerras, los adelanto cientificos…, en fin, el relato se ponía cada vez mas interesante. Pero un día fallo mi computador y no pude rescatar la historia que llevaba escrita, solo quedaron mis apuntes y algunos recuerdos que rondaban mi mente. Al componer el computador y querer retomar la historia, me ocurrió un hecho que hasta hoy me asombra. La historia comenzó a mostrarme una realidad muy diferente que se iba revelando por si misma, que me obligaba a buscar cada vez mas información para continuar escribiendo. En un momento me di cuenta que el libro parecía tener vida propia, que lo que llevaba escrito tenia una coherencia entre lo que nuestra sociedad conoce sobre la fe en un Dios, y los que la ciencia actual nos enseña sobre la creación, la creación del universo y la creación de la vida en la tierra. Pero lo mas increíble es que me doy cuenta que esta historia esta basada en los primeros once versículos del libro del Genesis de la Santa Biblia. Es así como comencé a encontrar una increíble concordancia cronológica entre los versículos bíblicos y la cronología científica sobre la creación. El primer capitulo del Genesis nos relata la creación del universo, desde su principio hasta su fin, todo esto en los siete días de la creación del universo, incluso desde antes del big-bang, la separación de la materia, la creación de todos los seres vivos que habitan el universo, la creación de las estrellas, la creación del hombre que habita el universo como ser semejante a su creador, o como lo será en los postreros días. El significado del séptimo día cuando el universo sea absorbido por un gran agujero negro, donde ya no habrá nada más que crear, es el día de descanso del creador. Posteriormente en el capitulo dos comienza el relato de la creación del hombre aquí en la tierra que representa el ser genético primordial y no al hombre antropomórfico como creemos hoy. Adán y Eva, Caín y Abel, la desobediencia del hombre, el arca de Noe, la torre de babel en donde el hombre perdió la sabiduría de saberlo todo, la Prisca Sapiencia, la memoria perdida de la humanidad. Todo es creación genética y no una historia de personas como Usted. Todo estaba allí en los primeros once capítulos del libro del Genesis. En una concordancia cronológica entre cada versículo bíblico y lo que la ciencia nos enseña sobre la creación cronológica desde el big-bang.

    En mi busca del conocimiento científico sobre la creación me he encontrado con la historia desconocida sobre Isaac Newton quien busco incansablemente por mas de 30 años alguna especie de código secreto que contenían los escritos bíblicos. En algún momento de su búsqueda se da cuenta que los libros, la ciencia no sirven de lada, pues, ha encontrado la Prisca Sapiencia que todos llevamos dentro de nuestro ser. La primera sabiduría que el hombre tiene en su mente y había perdido con el pasar del tiempo. Buscaba en aquellas culturas ancestrales, en aquellos hombres que podían comprender cosas que hoy la ciencia con toda su tecnología puede explicarnos. Buscaba en las palabras escrita en la Biblia la sabiduría que proviene del mismo ser que nos creo. Creo haberme cruzado con mi Prisca Sapiencia, ella me mostró el camino que me llevo a entender los primeros once capítulos del libro del Genesis de una manera diferente, de una manera que solo la ciencia moderna puede explicar cada versículo en una asombrosa concordancia cronológica, cada versículo con cada evento que la ciencia nos enseña sobre la creación

    Fue así como nació mi libro titulado “Prisca Sapiencia, la memoria perdida de la humanidad”. Hoy creo tenerlo completo, solo que me faltan los recurso para poder publicarlo. Las editoriales no prestan la atención a un escritor primerizo como yo y no se aventuraran a invertir en una historia porque desconocen su verdadero poder. La sociedad actual esta sedienta de un nuevo conocimiento. Ciencia y religión se encuentran enfrentados a un dilema que ya toco fondo. La ciencia parece absorberlo todo, las religiones no tienen argumentos contra ella. Pero Dios existe, Dios no se equivoco en el relato bíblico, y será la ciencia quien revele la verdad de los escritos bíblicos, será la ciencia quien revele en el futuro el misterio sobre la verdad acerca de la creación del hombre y la existencia de Dios. Pero la ciencia no es ciencia por si sola, ella nace de muestra Prisca Sapiencia, de nuestra memoria perdida.

    Es irrefutable que la vida en la tierra evoluciono de un ancestro en común que ha formando millones de seres vivos de todas las especies, y que a partir de esta, evoluciono el hombre de hoy; y que le tomara otros millones de años evolucionar para formar el hombre del futuro. Sin lugar a dudas la evolución genética de la vida en la tierra es ciencia cierta. Los estudios del genoma humano han demostrado que la evolución del hombre esta marcada por el código genético del ADN que se remonta a los primeros seres vivos que nacieron en este planeta. También podemos conocer que a través de la genética se pueden explicar muchas interrogantes acerca del comportamiento humano. Sin dudas que la genética evolutiva nos tiene preparado un destino y un propósito final en la existencia del hombre en este planeta. Es difícil imaginarse que estos conceptos cientificos tengas una relación con los versículos bíblicos que relatan la creación hecha por un Dios todopoderoso, para mi si la hay. Sto es parte d mi libro:

    Genesis 2 vers – 5 y toda planta del campo antes que fuese en la tierra, y toda hierva del campo antes que naciese, porque Jehová Dios aún no había hecho llover sobre la tierra, ni había hombre para que labrase la tierra.

    Dios nos recuerda la creación del universo en su orden cronológico, de todo lo que había creado antes en el universo, antes que existiera la tierra como planeta. El relato nos recuerda la creación de las plantas y las semillas y de cómo las habían sido creadas antes que estuviesen en la tierra, en nuestro planeta tierra según el relato del primer capitulo en donde nos relata la creación del universo desde su principio hasta su fin. Desde la creación de las plantas y semillas acontecida en el universo, quizás en forma de esporas que viajan por el espacio creando la vida. Dios nos recuerda la creación de las plantas ya que desde la vida de las plantas es posible la creación de la vida del reino animal y de la creación del hombre como ser antropomórfico. Desde ese punto se reanuda el relato cronológico de la creación de la vida, esta vez en la tierra, en nuestro planeta tierra. Es por eso que dice antes que fuese en la tierra.

    Porque Dios aún no había hecho llover sobre la tierra, sobre nuestro planeta tierra. Esto debe entenderse como una lluvia de vida orgánica y no como lluvia de agua que era muy abundante cuando la tierra era joven. Esto obedece una teoría científica llamada “Panspermia dirigida” o “Siembra espacial” la que dice que la vida en la tierra pudo haberse originado en el universo en forma de esporas o bacterias capaces de viajar por el espacio. Es posible que la vida en la tierra se originara de esta forma, es por eso que se dice no había hecho llover sobre la tierra; no había hecho llover vida orgánica o bacteriana. También pudo haber dicho que no había hecho llover los meteoritos que transportaban la vida biomolecular. Ni había hombre para que la labrase, pues, es a partir de esta vida orgánica representada por las plantas es que podrá existir la vida biológica que dará paso al origen al hombre, ni había hombre para que labrase la tierra, pues, el versículo dice estos tres hechos son fundamentales para la formación de la vida en el planeta.

    Genesis 2 vers – 6 sino que subía de la tierra un vapor, el cual regaba la faz de la tierra.

    En un principio la tierra (el planeta) estaba en su reciente formación, la superficie de la tierra aún no se enfriaba. Los volcanes aún expulsaban gases venenosos a la atmósfera, la misma atmósfera era solo gases venenosos. Sino que subía de la tierra un vapor, el cual regaba la faz de la tierra. Los vapores de una superficie volcánica en su apogeo y los gases regaban la faz del planeta tierra en su reciente formación.

    La ciencia estima que la tierra comenzó a formarse hace mas de 4.500 millones de años; y que los primeros seres vivos, las cianobacterias, aparecieron hace mas de 3.800 millones de años cuando la tierra aun no se enfriaba completamente y aun era bombardeada por meteoritos.

    Genesis 2 vers – 7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

    Según los últimos descubrimientos cientificos dicen que la vida se originó en la tierra a muy temprana edad, cuando recién se formaba y aun estaba caliente. Los últimos estudios cientificos sitúan el nacimiento de las primeras cianobacterias hace 3.800 millones de años. Esta vida orgánica primordial pudo haber llegado en una lluvia de meteoritos que con el tiempo diera vida a las cianobacterias que se desarrollaron en las profundidades de los océanos o en algún manantial termal. Tambien es posible que la vida pudiese haber llegado a la tierra en una lluvia de esporas que pudieron viajar por el espacio hasta caer en la tierra según dicta una teoría llamada panspermia o siembra dirigida. Con el correr del tiempo esta vida llegada desde el espacio pudo haber encontrado las condiciones de temperatura y humedad para formar las primeras cianobacterias. Las cianobacterias representan la evolución de la vida de las plantas creadas en los inicios del universo según el relato del capitulo primero del libro del Genesis. Los primeros seres vivos bacterias microscópicas tenían formas muy sencillas, en forma de círculos o de varillas. Eran la única forma de vida existente en el planeta aun en formación. Estas cianobacterias eras extermofilas, podía vivir en las condiciones mas adversa, en los manantiales termales con muchas temperaturas, o en las frías profundidades de los océanos. No existía en esos tiempos seres vivos con información genética, con adn, sino que esta tenia que formarse a partir de alguna especie de información que pudo haber contenido la vida orgánica llegada desde el espacio, quizás en ella estaba la Prisca Sapiencia.

    Una de los errores de interpretación que han tenido siempre las escrituras bíblicas es pensar que Jehová Dios formo al hombre como una persona tal como somos hoy en día, un ser antropomórfico de carne y huesos como usted o como yo. El hombre que Dios formo del barro al cual le dio el aliento de vida, es nada menos que un gen como matriz con la información genética primordial para sustentar la vida, el primer gen, el gen de la vida, ese es el hombre que formo Dios del barro. Se dice que formo, pues, Dios ya lo había creado cuando creaba el universo como se relata en el capitulo Nº 1 Esta vez solo tenía que formarlo del polvo como una molécula genética con un ADN matriz, y a partir de esa molécula matriz se formará la vida genética de todos los seres vivos existentes en la tierra, es por eso que dice que el hombre labrara la tierra, labrara la vida genética en la tierra. Este hombre, el gen formado de ADN matriz traía consigo la Prisca Sapiencia, un conocimiento, una información, un lenguaje universal, un idioma primordial que es entregado como un soplo de vida. Desde ese momento el hombre es un ser viviente. A partir de esta información o idioma primordial el hombre debe labrar la genética por si mismo de acuerdo a nuestra necesidad evolutiva, de acuerdo a las condiciones dadas en nuestro planeta, de acuerdo a la teoría Darwidiana de adaptación al medioambiente terrestre. Nosotros somos hijos de esa célula primordial llamado el hombre. Nosotros somos “el hijo de hombre”, no el hombre creado por Dios. El hijo del hombre. ¿Cuantas veces habéis escuchado eso?

    Ese es el hombre que Dios formo y le dio aliento de vida, la Prisca Sapiencia, ese es el aliento de vida que Dios le entrego al hombre, y fue el hombre un ser viviente. El ser viviente, el gen de la vida, es quien mantiene la vida misma. El hombre, la primera creación de Dios en el universo, y ahora formado en la tierra, en el planeta tierra. Desde ese momento hay vida en el planeta tierra, y esta tendrá que abrirse camino en las condiciones mas adversas. Este ser genético que Dios formo del polvo de la tierra que tiene que labrar la genética de todos los seres vivos, y posteriormente su propia evolución hasta llegar al ser antropomórfico, el ser humano. Muchas cosas creo Dios en el universo, pero a solo una le entrego el soplo de la vida, el alma, el espíritu, la Prisca Sapiencia que proviene de su propio ser, es lo que mantiene vivo al hombre, es su conexión con su creador. Este es el hombre que formo Jehová Dios a su imagen y semejanza y no el ser antropomórfico, el ser humano que es hijo del hombre creado.

    Genesis 2 vers – 8 Y Jehová Dios planto un huerto en Edén al oriente; y puso allí al hombre que había formado.

    Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente de algún lugar. Esto quiere decir que Jehová Dios planto un huerto con las plantas y la semilla que formar en los primeros tiempos cuando formaba el universo, que en el planeta tierra son representadas por las nanobacterias que pudieron llegar al planeta en forma de lluvia de esporas según la teoría de la panspermia, o vida molecular atrapada en algún meteorito. Estas cianobacterias estan asociadas a la producción de las primeras proteínas existentes en la tierra, proteínas que representan los fruto de los árboles que había en Edén. Cianobacterias nacidas en algún manantial termal o en las profundidades de algún océano. Estas cianobacterias se unificaron en grupos para dar forma a las primeras células bacterianas, las células bacterianas que no tienen núcleo. Los organismos procariotas presentan el ADN disperso en su interior sin tenerlo en un compartimiento determinado. Este ADN tiene que organizarse, o sea, tiene que labrarse la vida de las células eucariota que conformaran la vida orgánica y biológica hasta llegar a formar el hombre antropomórfico actual y futuro.

    Dios puso al hombre ( gen primordial) que había formado dentro de esta célula bacteriana primordial llamada Edén. La célula bacteriana ya no era tal, sino que se convirtió en una célula procariota, porque tiene la información primordial de la vida. El hombre recién formado tiene que organizar el ADN disperso hasta convertirla en una célula eucariótica que si contiene un núcleo. Este es el jardín de Edén en donde Dios puso al hombre que había creado para que labrase la información genética de todos los seres vivos, todos según su código genético. La primera célula, el primer cromosoma, el primer código genético con ARN y ADN. El jardín de Edén es la primera célula primordial que contiene en su núcleo al primer gen llamado hombre en su interior.

    Este versículo también pertenece a aquellos que se leen literalmente y es asociado a un jardín lleno de árboles plantas y flores y frutos en donde un hombre antropomórfico se paseaba sin tener nada que hacer, sino que vivir de los frutos que el jardín le daba. Eso es imposible ya que en los primeros días en la formación de la tierra no existiera un lugar tan desarrollado y no había formas de vida con información genética, esta tenia que formarse a partir de una célula primordial.

    Genesis 2 vers – 9 Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista y bueno para comer; también el árbol de la vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.

    Cuando Jehová hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista y bueno para comer, no se refiere a los árboles con ramas y hojas y frutos tal como los conocemos hoy, pues no existía aún vegetación alguna en la tierra. Al referirse a todo árbol delicioso, al árbol de la vida, y el árbol de la ciencia del bien y del mal, se refiere a las proteínas que necesitan los genes para formar el ADN, genes amnióticos que controlan el funcionamiento, la activación o desactivación de los demás genes. También se debe entender como la producción de las primeras proteínas que se formaron en al alero de las cianobacterias y las primeras células bacterianas existentes que contenían un ADN con información que el hombre deberá codificar para formar la genética tal como la conocemos hoy. Si en la tierra en su principio no había vida biológica que contenga ADN queda claro que esta tuvo que formarse en algún momento, sino no estaríamos aquí como seres vivos.

    La ciencia biológica nos dice que los genes contienen la información necesaria para determinar la secuencia de aminoácidos de las proteínas. En los organismos, la información genética generalmente reside en los cromosomas en donde está almacenada en la secuencia de moléculas de ácido desoxirribonucleico que conocemos con la abreviación ADN.

    Genesis 2 vers – 10 Y salía de Edén un río para regar el huerto, y de allí se repartía en cuatro brazos.

    En lo personal quizás el versículo que más me ha costado descifrar dentro de la cronología de la narrativa bíblica y el conocimiento científico sobre la creación de la vida, fue encontrar la concordancia que demuestre la existencia de estos cuatro brazos de un río. Pasaron ocho meses para encontrar algo que resultaba muy obvio en la composición genética de la vida.

    Al referirse a un gran río que se divide en cuatro brazos mas pequeños, tampoco de refiere a un río con aguas que riegan los árboles del huerto de Edén, sino que se refiere a los cuatro poli-nucleicos, cuatro componentes químicos, cuatro letras t-a-g-i, cuatro brazos de río que regaba a Edén, en estos cuatro componentes nucleicos radica la codificación del ADN dentro de la célula primordial en donde se formaba el ADN. Es por eso que se dice que el hombre labrará la tierra ya que tendrá que labrar su propia genética dentro de las células llamadas Edén, y de esta célula toda la vida que fue entregada en sus manos. La codificación de la vida genética es la memoria de las células, la memoria en donde el hombre, el gen, será su memoria, su primera sapiencia en lo genético. La molécula que codifica la información genética. El ADN es una molécula constituida por dos cadenas, o doble hebra, que se mantienen unidas por enlaces débiles entre los pares de nucleótidos. Los cuatro nucleótidos en el ADN son: Adenina, Guanina, Itosina y Timina, cuatro nucleótidos, cuatro letras, cuatro ríos que cruzan Edén, la célula primordial.

    Los escritos bíblicos que han marcado profundamente el nacimiento de la humanidad y han dado forma a las diferentes congregaciones religiosas que hoy existen. La religiosidad de la humanidad esta fuertemente arraigada en nuestra sociedad actual. Solo basta observar las multitudinarias peregrinaciones que provocan las festividades de los diferentes credos religiosos para darse cuenta del poder penetrador de la fe en la conciencia de las personas. La fiesta de las congregaciones musulmanas del Ramadan, las fiestas de las congregaciones judías del yonkipur, las fiestas cristianas de la navidad o de viernes santo, los templos budistas siempre atestados de peregrinos que buscan conectarse con un ser superior, toda la humanidad cree en un ser superior, esta en su sangre, esta allí desde los albores de la humanidad, esta en “Prisca sapiencia, la memoria perdida de la humanidad.

    Una de las formas de entender que los escritos bíblicos, y otros mas antiguos, son verdaderos y encierran una verdad mas grande que el hombre debe llegar a comprender para su evolución como ser perfecto a semejanza de su creador, es comprender el verdadero mensaje que los escritos bíblicos contienen. La concordancia cronológica de los escritos bíblicos son coherentes desde su principio hasta su fin, este es otro ejemplo:

    Jesucristo, hijo de Dios, hijo de hombre

    La ciencia nos enseña una teoría que nos dice que la vida en la tierra pudo haberse formado de esporas venidas desde el espacio. Esta teoría es llamada Panspermia nos dice que la vida puede vagar por el espacio y caer en los planetas que pedan soportar la evolución de la vida. Quizás esto es la vida que creo Dios en el principio de la creación del universo, cuando creo al hombre. Quizás esta vida venida del espacio sea la en pan venido del cielo que nos relata Jesucristo, que el mismo Jesucristo sea el pan venido del cielo para dar vida al hombre creado en este planeta.

    Juan 6 vers, 51 yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguien comiese de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por vida al mundo.

    Juan 6 vers, 53 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: si no coméis la carne del hijo del hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.

    En este versículo, y también en otros, Jesucristo nos enseña de que Él es el pan que descendió del cielo cuando formo Dios al hombre; el pan que Él nos dio es su carne, el ser biológico, su formación genética, desde la primera célula hasta el ser humano actual, la misma que el entrega en la cruz para dejar libre al ser espiritual, el aliento de Dios, el hijo de Dios. Todo esto nos entrego Dios a través de su hijo Jesucristo para testimonio de todo lo venidero, la vida eterna. Desde hoy la crucifixión de Jesús tendrá un nuevo significado, es el paso de la evolución del hijo del hombre a hijo de Dios, es la evolución espiritual y terrenal de todos los seres creados para que alcancen la salvación y sea una imagen y semejanza del Dios que los creo.

    Juan 4 vers, 34 Jesús les dijo: mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra.

    En relación a la creación del hombre en la tierra, en nuestro planeta tierra, se suscita otro hecho controversial, es reconocer que como ser antropomórfico no somos el hombre que creo Dios en el jardín de Edén, sino que somos hijos de ese hombre, así esta escrito en la Biblia, no son palabras antojadizas dichas al azar. Para comprobarlo citaremos algunos de varios versículos que así lo dicen, que nosotros somos hijos del hombre creado en Edén.

    Genesis 11 vers – 5 Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres.

    Job 25 vers. 6 ¿Cuánto menos el hombre, que es un gusano, y el hijo del hombre, también un gusano?

    Salmos 8 vers. 4 Digo; ¿que es el hombre para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites?

    Isaías 51 vers.12 Yo, yo soy vuestro consolador ¿quien eres tu para que tengas temor de hombre, que es mortal, y del hijo del hombre, que es como el heno?

    Ezequiel 2 vers 1 Me dijo: Hijo del hombre, ponte sobre tus pies, y hablare contigo.

    Ezequiel 3 vers1 Me dijo: Hijo del hombre, come lo que hallas; come este rollo,(la Prisca Sapiencia) y ve y habla a la casa de Israel.

    Ezequiel 7 vers2 Tú, Hijo del hombre, así ha dicho Jehová el señor a la tierra de Israel: el fin, el fin viene sobre los cuatro extremos de la tierra.

    Mateo 8 vers. 20 Jesús les dijo: las zorras tienen guarida, y las aves del cielo nido; mas el Hijo del hombre no tiene donde recostar su cabeza

    Lucas 6 vers. 5 Y les decía: el hijo del hombre es Señor aun del día de reposo

    Juan 3 vers. 14 Y como Moisés levanto la serpiente en le desierto, así es necesario que el hijo del hombre sea levantado.

    En los versículos anteriormente mencionados, entre los muchos que existen en las escrituras del antiguo y del nuevo testamento, las dos formas que se entiende la palabra “hombre”. Se refiere al hombre genético, Adán el ser viviente formador de la vida genética en la tierra; y al hijo del hombre que somos nosotros como seres antropomórficos. Así como Galileo destrono a la tierra como el centro del universo, así también yo destrono al hombre actual a ser solo eso, hijos del hombre que Dios creo.

    Es mi deseo el poder publicar este libro, además de tener mi propia pagina web para promover este libro, también para mantener un contacto con todos aquellos que tienen sed de este nuevo conocimiento que sin dudas cambiara para siempre el concepto de creación como lo conocemos hoy. Para ello necesito los recursos que me permitan costear este proyecto. Si desean saber mas acerca de este proyecto y de mi libro, escríbame.

    Mario Rojas Tapia

    Comentario por marrot — Jueves, 11 marzo, 2010 @ 4:05 am |Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: