Cabalgando al Tigre

Lunes, 30 abril, 2007

Bergson y su risa (III): La caricatura

Filed under: Textos recomendados — by Aspirante a domador @ 10:08 am

kruger.jpgOs dejo un breve pero sustancioso apunte sobre la caricatura, extraído de La risa de Bergson.

——————————

“El arte del caricaturista consiste en coger este movimiento, imperceptible a veces, y agrandándolo hacerlo visible a todos los ojos. El caricaturista imprime a sus mo­delos las muecas que ellos mismos harían si llegasen hasta el final de ese mohín imperceptible; adivina ba­jo las armonías superficiales de la forma las profun­das revueltas de la materia; realiza desproporciones y deformaciones que han debido existir en la Natura­leza en el estado de veleidad, pero que no han podi­do llegar a consolidarse, contenidas por una fuerza superior. Su arte, que tiene algo de diabólico, viene a levantar al demonio que el ángel había postrado en tierra. Es indudablemente un arte que exagera, y sin embargo se le define mal cuando se le atribuye como objeto único esa exageración, pues hay caricaturas más parecidas que retratos, caricaturas en que ape­nas se advierte exageración alguna, y en sentido in­verso se puede forzar la exageración hasta el último extremo sin que resulte la caricatura. Para que la exageración sea cómica, es menester que no se la to­me como objeto, sino como simple medio que em­plea el dibujante para representar a nuestros ojos las contorsiones que ve en la Naturaleza. Esta contor­sión es lo Único que importa. Por eso se la va a bus­car hasta en aquellos elementos de la fisonomía inca­paces de movimiento; en la curva de una nariz, en la forma de una oreja. Porque toda forma es siempre para nosotros el dibujo de un movimiento. El carica­turista que altera la dimensión de una nariz, pero que respetando su fórmula, la alarga, por ejemplo, en el mismo sentido en que la alargase la Naturaleza, im­prime a esta nariz una verdadera mueca, y en adelan­te nos parecerá que el mismo original pretende alar­garse y hacer ese gesto. En este sentido es como se podría afirmar que la misma Naturaleza es un hábil caricaturista.” (Págs. 28-29)

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: